GUÍA PRACTICA SOBRE BÚSQUEDAS DE TESOROS

Categoría:

Descripción

INTRODUCCIÓN A LA DETECCIÓN DE METALES

 

¡Fabulosos tesoros escondidos bajo tus pies!

Todo el mundo ha soñado alguna vez con encontrar un fabuloso tesoro perdido. Un cofre lleno de joyas, monedas de oro y quien sabe que otras increíbles riquezas.

Sin embargo, la mayoría de las personas comunes no sabrían cómo ponerse a buscar un tesoro, ni siquiera por dónde empezar.

¡No encontrarían un tesoro aunque se tropezasen con él!

A pesar de que es muy posible que, en muchas ocasiones, tengan uno oculto justo bajo sus pies o estén caminando sobre él.

La mayoría de la gente no tiene ni idea sobre detección de metales por lo que, simplemente, no se dedica a este tipo de actividades.

¡Esto significa que si te conviertes en un experto tendrás muy poca competencia!

Un buen DETECTOR DE METALES es el arma secreta del buscador de tesoros moderno

No hace falta ser Indiana Jones, ni poseer un antiguo mapa del tesoro de una civilización perdida o embarcarse en fantásticas expediciones a lo largo y ancho de otros continentes lejanos.

Para convertirse en un buen buscador de tesoros, hoy en día, basta con disponer de un buen detector de metales y saber cómo manejarlo.

Sin necesidad de hacer grandes desplazamientos es posible empezar a encontrar pequeños tesoros en cualquier lugar: monedas, pequeñas joyas y otros tesoros que durante algún tiempo han estado perdidos y escondidos a los ojos de la gente.

La buena noticia es que estos pequeños tesoros pueden estar ocultos en cualquier parte, incluso en el sitio que menos te esperas. La parte negativa es que nadie sabe exactamente dónde.

Es aquí donde entra en juego la pericia del buen buscador de tesoros y especialmente sus dotes usando un detector de metales.

Empezar a usar un detector de metales para encontrar pequeñas piezas en las cercanías de tu zona de residencia habitual te hará sentir la emoción propia del aventurero, pues nunca se sabe que puedes encontrar.

Seguramente no hallarás un mítico tesoro perdido, pero a veces encontrarás objetos que llevan olvidados cientos de años y experimentarás la particular sensación que solo el buen buscador de tesoros conoce.

Monedas de oro, de plata y otros metales, toda clase de joyería (anillos, pendientes, pulseras, relojes, colgantes, cadenas…), objetos antiguos de gran valor y muchos otros pequeños tesoros perdidos están esperando a ser descubiertos nuevamente.

¡Empieza hoy mismo a buscar tesoros!

No hace falta viajar a la Selva Amazónica en busca de tesoros del pasado o planificar un gran viaje de aventuras, para empezar será más que suficiente familiarizarse con el detector de metales y empezar a hacer pequeños hallazgos en tu zona habitual.

Hay muchas cosas perdidas ahí afuera, en cualquier parte, en los sitios que menos imaginarías.

Mucha gente encuentra objetos extraordinarios en los lugares más comunes y, generalmente, la explicación es que son los únicos que han buscado en ese sitio.

Saber usar un detector de metales es el camino más rápido para convertirse en un buscador de tesoros moderno.

Un simple paseo por la playa suele ser suficiente para comprobar la cantidad de cosas inesperadas que se pueden encontrar.

¡Toda esa gente caminando sobre la arena no es consciente de que bajos sus pies se esconden muchos tesoros!

Saber usar un detector de metales te permitirá encontrar pequeños tesoros y, tal vez, encontrar el tesoro de tus sueños.

La buena noticia es que aprender a utilizar un detector de metales es relativamente sencillo y que toda la información que necesitas sobre detectores de metales se encuentra en esta guía:

  • ¿Cómo funciona un detector?
  • Diferentes lugares donde usar un detector
  • Tipos de detectores y sus diferencias
  • ¿Cuál es el mejor detector en cada terreno?
  • Aprende a usar tu detector de metales
  • Consejos para buscar monedas en la playa
  • Detectores para buscar oro
  • Y mucha más información…

Esta información es un punto de partida

Si estás pensando en comprar un detector para iniciarte, como aficionado, en la búsqueda de tesoros deberías considerar como tu primera inversión conseguir la más completa información sobre la detección de metales.

Un poco de teoría nunca viene mal antes de pasar a la práctica. Tendrás mucho más claro, por ejemplo, que tipo de detector necesitas antes de invertir tu dinero en comprar uno de gama alta.

Disfrutarás tu nueva afición, conociendo desde cero, los conceptos fundamentales y teniendo claras cuales son las diferencias más importantes en el funcionamiento de los diferentes tipos de detectores que existen.

Empezar teniendo la información correcta te motivará en tus comienzos y te facilitará tu camino como buscador de tesoros.

Una afición que puede ser muy rentable

Al contrario que otras aficiones, que pueden incluso resultarte caras, la detección de metales y búsqueda de tesoros puede convertirse en algo muy rentable. Todo depende, claro está, del éxito que obtengas en tus búsquedas y del tiempo que dediques a ellas.

Piensa que nunca sabes lo que puedes encontrar aun siendo un principiante con un detector muy básico. El propio objetivo de esta actividad es encontrar tesoros perdidos, por lo que, si te conviertes en un buen buscador, puede llegar a ser mucho más que una simple afición.

Puedes hacer un único gran hallazgo o puedes hacer mucho, aunque más pequeños.

En cualquier caso…

¡El que busca siempre encuentra!

Cómo buscar oro enterrado

Buscar oro enterrado debería ser más fácil en la actualidad que hace cientos o miles de años, cuando las culturas antiguas a lo largo de todo el planeta lograron extraer increíbles cantidades de este metal precioso. Incluso en épocas más recientes, donde la fiebre del oro llevó a miles de personas a buscar oro en ríos de forma artesanal, no disponían de los avances tecnológicos de hoy en día, especialmente de detectores de metalesBuscar oro enterrado puede convertirse en una tarea azarosa y casi imposible si no tienes ni la menor idea de dónde empezar a cavar, por lo que sin la ayuda de un detector de metales encontrar una veta subterránea de oro sería poco menos que una casualidad. contando con la ayuda de un detector de metales .

 Invierte un poco de tu tiempo para empezar

Si quieres convertirte en un buen buscador de tesoros solo necesitas empezar invirtiendo un poco de tu tiempo Obtendrás DE NOSOTROS toda la información necesaria para aprender a usar un detector de metales, además de muchas ideas y consejos útiles que te ayudarán en la práctica.

Por supuesto, aparte de algo de tu tiempo, también será necesario que inviertas un poco de tu dinero. Es un trato justo por proporcionarte toda esta información que sería difícil de encontrar de otro modo, reunida y organizada, como en este pequeño manual.

Esta será una de tus mejores inversiones pues te abrirá las puertas, de par en par, a una afición que te acompañará durante años y te devolverá con creces todo cuanto hayas gastado en tus inicios.

¡Las emociones, aventuras y diversión que te esperan buscando tesoros perdidos no tienen precio!

 

Hoy en día existen detectores de metales capaces de discriminar entre diferentes metales, siendo por lo tanto mucho más adecuados para buscar oro enterrado.

Como usar tu móvil para buscar ORO

Es posible que el título de esta entrada “como usar tu móvil para buscar oro” te haya hecho pensar que, de algún modo extraño, o usando alguna aplicación que todavía no conoces, podrías encontrar oro fácilmente usando tu teléfono móvil. Por desgracia esto no es tan fácil y parece que, por ahora, esto es algo imposible.

Sin embargo, tu teléfono móvil de última generación te puede ayudar mucho más de lo que imaginas en cualquier aventura que decidas emprender. Por supuesto esto incluye también salir a buscar oro.

No importa que motivos te impulsen a salir a buscar oro en la naturaleza. No importa si eres un buscador experimentado, novato o si sales sólo a hacerlo como un pasatiempo. En cualquier caso, necesitarás una serie de herramientas básicas para orientarte y no perderte durante tu búsqueda.

Antiguamente cualquier buscador necesitaba disponer en su equipaje de estas herramientas (como pueden ser una brújula, mapas y una linterna) de forma física. Hoy en día podemos disponer de casi todas estas facilidades a través de nuestro teléfono móvil, sin la necesidad de ir cargando por separado con todos estos objetos.

A continuación, encontrarás algunas ideas sobre cómo utilizar la tecnología que llevas en tu teléfono como ayuda en tus aventuras:

Geolocalización

Poder disponer en todo momento de tus coordenadas y localización exacta es una gran ventaja para cualquier buscador de oro. Además de conocer tu situación, esto te permitirá poder regresar en el futuro de forma sencilla a cualquier ubicación que te haya parecido interesante.

Mapas

En lugar de cargar con una gran cantidad de mapas en papel (que se deterioran poco a poco por el uso) podrás disponer de cualquier mapa que necesites en tu teléfono móvil. Así podrás consultar cualquier información sobre el mapa con facilidad. Dispondrás, además, de los mejores mapas actualizados y podrás elegir entre diferentes vistas para mayor comodidad.

Brújula

Una brújula es un instrumento imprescindible para orientarte en ciertos lugares. Es una herramienta típica de cualquier aventurero que también podrás llevar en tu celular en forma de aplicación. De este modo será mucho más difícil que pierdas tu brújula o que se pueda acabar estropeando (siempre que no pierdas tu teléfono…   )

Mensajería

La comunicación entre personas es algo que ha experimentado un gran avance con la aparición y evolución de los teléfonos móviles, hasta el punto que en la actualidad todo el mundo dispone de alguna aplicación para comunicarse de forma gratuita con todos sus contactos (el ejemplo más utilizado seguramente es WhatsApp). Esta posibilidad de comunicarse en tiempo real con cualquiera, con la opción añadida de enviar cualquier archivo (como una foto que puedes tomar en el mismo momento con la cámara de tu teléfono), es una gran ventaja de la que no disponían los buscadores de tesoros de otras épocas.

Linterna

Cualquier smartphone actualmente suele contar con esta herramienta. A pesar de que no es muy recomendable salir a buscar oro por la noche, ya que la visibilidad es muy mala, una buena linterna puede convertirse en una herramienta imprescindible en ciertas situaciones, incluso durante el día.

Detectores de ORO

Existen una gran cantidad de aplicaciones para detectar metales con tu móvil, algunas de ellas específicas para detectar oro… Y la pregunta que muchos usuarios de la web nos están haciendo en la actualidad es si este tipo de detectores pueden ser eficaces para buscar oro. La respuesta es sencilla: NO.

Al menos no de la forma que lo haríamos con un detector

de metales, porque, entre otras cosas, su alcance o rango de detección sería muy pequeño. Por eso no recomendamos utilizar ninguna de estas aplicaciones con ese fin. De todas formas, te animamos a que pruebes alguna de estas aplicaciones, la testees con algún objeto de oro (como un anillo) y, si consigues calibrarla correctamente, podría servirte de ayuda para saber si realmente es oro cualquier hallazgo que realices.

Información en general

Por último, de un modo más genérico, es importante destacar que simplemente con disponer de una conexión a Internet puedes disponer de forma inmediata de cualquier información que necesites. Una vez más esto es una gran ventaja, ya que sobre el propio terreno podrás acceder a informaciones que en épocas anteriores serían inaccesibles para cualquier buscador de oro o tesoros, viéndose obligado a alternar sus sesiones de campo con largas y aburridas sesiones de documentación en bibliotecas.

Además de todo lo dicho hasta aquí, debido a lo rápido que avanza la tecnología, es probable que en poco tiempo las prestaciones que te pueda ofrecer tu smartphone sean cada vez mayores.

Seguramente estos consejos te servirán de ayuda para convertir tu teléfono móvil en una verdadera navaja suiza, equipada con las herramientas más importantes para cualquier buscador de oro.

El único y mayor problema que puedes encontrarte al respecto es que si tu batería se queda sin carga todas estas utilidades quedarán inutilizadas, así que no olvides cargar tu móvil antes de salir a buscar tesoros.

Visitando Play Store (para usuarios de Android) o Apple Store (para usuarios de iPhone) podrás investigar un poco más, por tu cuenta, las mejores aplicaciones gratuitas para descargar en tu teléfono móvil.

Aunque puede que ya dispongas de algunas (como WhatsApp, Linterna o Mapa), seguramente encontrarás una gran cantidad de aplicaciones útiles para utilizar en tu día a día.

Como hacer una planta de lavado de ORO portátil (casera)

¿Alguna vez has salido a buscar ORO? Si tu respuesta es sí, seguramente lo habrás hecho usando la técnica tradicional del bateo de oro en ríos.

Esta técnica consiste básicamente en lavar tierra y sedimentos acumulados en las orillas de un río con el fin de encontrar oro al final del proceso.

 p Esta técnica de la que ya se ha tratado en otro tiempo se practica usando un recipiente (batea) para lavar manualmente la mayor cantidad de tierra posible, como lo hacían los antiguos buscadores de oro.

Este es un proceso largo y rutinario que requiere de bastante tiempo de dedicación.

Por suerte siempre existen herramientas para hacer tu trabajo un poco más sencillo, como por ejemplo esta sencilla planta de lavado de oro portátil.

¿Has oído hablar alguna vez de una herramienta llamada sluice box (en inglés)?

La traducción sería algo así como “caja esclusa “, pero como no suena nada bien la llamaremos “planta de lavado de oro portátil”.
A continuación encontrarás algunas de las principales ventajas de uso y descubrirás como esta simple herramienta puede hacer mucho más eficaz tu proceso de lavado de tierra fluvial en busca de oro.

¿Qué es entonces y cómo funciona eso de la caja esclusa?

Muy sencillo: una esclusa es un sistema que se utiliza para desviar el agua de un cauce (el del río) a un canal secundario por el que fluye debido a la inclinación y el propio peso del agua, arrastrando a su paso los sedimentos de forma que solamente las partículas más pesadas queden depositadas en el fondo. El resto de sedimentos y partículas menores serán arrastradas de forma natural por el agua.

Aunque esta explicación quizás parezca complicada, a continuación, algunas fotos de sistemas similares utilizados para el lavado de oro (algunos son comprados mientras que
otros son hechos de forma casera).

Por lo tanto, como puedes ver en las fotos, la planta de lavado de oro más sencilla que podemos utilizar consiste en una especie de canalón a través del cual desviaremos el agua del río para que así arrastre los sedimentos, quedando depositados al final los fragmentos más pesados, entre los cuales debería estar el oro que buscamos.

Uno de los elementos claves para conseguir que el oro quede atrapado dentro de la planta de lavado son una especie de pasadores (rieles, en inglés) colocados a lo largo del fondo del canal con la función de atrapar el material más pesado.

Los otros elementos importantes son la alfombra y la malla metálica, bajo los rieles, que permiten que el oro quede atrapado mientras que el agua continúa pasando a través del canal de lavado.

Gracias a esta herramienta podrás lavar fácilmente la grava con oro con ayuda de la corriente del río y concentrar el preciado metal para que sólo tengas que batear el concentrado con oro que queda atrapado. Te permitirá mover mucha más tierra que con el simple bateo para que puedas aumentar la velocidad en el proceso de recuperación de oro.

Esta es una de las herramientas más básicas y sencillas para lavar oro (al margen del bateo manual) que existen y que lleva siendo usado por los buscadores de oro durante siglos de manera exitosa. A partir de esta configuración básica se pueden crear equipos de lavado mucho más complejos, a la vez que complicados en su funcionamiento, con la ayuda de motores. Estos equipos de lavado de oro pueden variar mucho en función de sus capacidades abarcando desde los modelos más básicos y sencillos utilizados por aficionados hasta enormes máquinas y plantas de lavado creadas por los buscadores de oro profesionales para lavar enormes cantidades de tierra.

Ahora que ya tienes un poco más clara la idea de cómo funciona una “y Como hacer una planta de lavado de ORO portátil (casera)

¿Alguna vez has salido a buscar ORO? Si tu respuesta es sí, seguramente lo habrás hecho usando la técnica tradicional del bateo de oro en ríos.

 

Esta técnica consiste básicamente en lavar tierra y sedimentos acumulados en las orillas de un río con el fin de encontrar oro al final del proceso.

 

Esta técnica de la que ya se ha tratado en otro post se practica usando un recipiente (batea) para lavar manualmente la mayor cantidad de tierra posible, como lo hacían los antiguos buscadores de oro.

 

Este es un proceso largo y rutinario que requiere de bastante tiempo de dedicación.

 

Por suerte siempre existen herramientas para hacer tu trabajo un poco más sencillo, como por ejemplo esta sencilla planta de lavado de oro portátil.

 

¿Has oído hablar alguna vez de una herramienta llamada sluice box (en inglés)?

La traducción sería algo así como “caja esclusa “, pero como no suena nada bien la llamaremos “planta de lavado de oro portátil”.

A continuación, encontrarás algunas de las principales ventajas de uso y descubrirás como esta simple herramienta puede hacer mucho más eficaz tu proceso de lavado de tierra fluvial en busca de oro.

 

¿Qué es entonces y cómo funciona eso de la caja esclusa?

 

Muy sencillo: una esclusa es un sistema que se utiliza para desviar el agua de un cauce (el del río) a un canal secundario por el que fluye debido a la inclinación y el propio peso del agua, arrastrando a su paso los sedimentos de forma que solamente las partículas más pesadas queden depositadas en el fondo. El resto de sedimentos y partículas menores serán arrastradas de forma natural por el agua.

 

Aunque esta explicación quizás parezca complicada, a continuación algunas fotos de sistemas similares utilizados para el lavado de oro (algunos son comprados mientras que otros son hechos de forma casera).

Grada 1 Grada3

grada2   Grada4

Por lo tanto, como puedes ver en las fotos, la planta de lavado de oro más sencilla que podemos utilizar consiste en una especie de canalón a través del cual desviaremos el agua del río para que así arrastre los sedimentos, quedando depositados al final los fragmentos más pesados, entre los cuales debería estar el oro que buscamos.

 

Uno de los elementos claves para conseguir que el oro quede atrapado dentro de la planta de lavado son una especie de pasadores (rieles, en inglés) colocados a lo largo del fondo del canal con la función de atrapar el material más pesado.

 

Los otros elementos importantes son la alfombra y la malla metálica, bajo los rieles, que permiten que el oro quede atrapado mientras que el agua continúa pasando a través del canal de lavado.

 

Gracias a esta herramienta podrás lavar fácilmente la grava con oro con ayuda de la corriente del río y concentrar el preciado metal para que sólo tengas que batear el concentrado con oro que queda atrapado. Te permitirá mover mucha más tierra que con el simple bateo para que puedas aumentar la velocidad en el proceso de recuperación de oro.

 

Esta es una de las herramientas más básicas y sencillas para lavar oro (al margen del bateo manual) que existen y que lleva siendo usado por los buscadores de oro durante siglos de manera exitosa. A partir de esta configuración básica se pueden crear equipos de lavado mucho más complejos, a la vez que complicados en su funcionamiento, con la ayuda de motores. Estos equipos de lavado de oro pueden variar mucho en función de sus capacidades abarcando desde los modelos más básicos y sencillos utilizados por aficionados hasta enormes máquinas y plantas de lavado creadas por los buscadores de oro profesionales para lavar enormes cantidades de tierra.

 

Ahora que ya tienes un poco más clara la idea de cómo funciona una “sluice box” puedes plantearte el reto de construir la tuya propia de forma casera. A continuación, algunas ideas sobre cómo hacerlo:

 

Para crear tu propia planta de lavado de oro casera puedes utilizar madera (o aluminio si quieres obtener un mejor resultado), pero piensa que tu primer modelo tampoco tiene que ser el definitivo y siempre podrás ir mejorando tus herramientas con la práctica y la experiencia.

 

Al planificar la construcción de un sistema de lavado casero cuanto más tiempo dediques a pensar sobre el diseño… mejor. Partir de la sencillez es la mejor opción, así tendrás que conseguir el menor número de piezas, pero sin olvidar que el objetivo final es que funcione correctamente y consiga capturar el oro. Un buen plan y una buena comprensión de cómo funciona el mecanismo en sí serán fundamentales en tu diseño. El uso de una alfombra de minero (miner Moss) debajo de los rieles es algo fundamental para capturar el oro, así como una buena malla de acero.

 

En internet puedes encontrar fácilmente algún video que te sirva de ayuda para la construcción de tu planta de lavado de oro portátil. Los materiales que utilices, así como las dimensiones, dependerán un poco de ti mismo, pues en el fondo no son lo más importante. Piensa que en muchos lugares del mundo se está buscando oro en estos momentos usando apenas los pocos materiales que tienen disponibles para crear sus herramientas, pero seguramente con una gran dosis de ingenio consiguen suplir esas carencias (del mismo modo que la humanidad lo lleva haciendo desde hace miles de años).

 

Esperamos que este artículo te haya parecido interesante, además de facilitarte la información básica para empezar a crear tu propia planta de lavado de oro portátil.

 

lavado de oro oro en ríos oro nativo pepitas de oro” puedes plantearte el reto de construir la tuya propia de forma casera. A continuación, algunas ideas sobre cómo hacerlo:

Para crear tu propia planta de lavado de oro casera puedes utilizar madera (o aluminio si quieres obtener un mejor resultado), pero piensa que tu primer modelo tampoco tiene que ser el definitivo y siempre podrás ir mejorando tus herramientas con la práctica y la experiencia.

Al planificar la construcción de un sistema de lavado casero cuanto más tiempo dediques a pensar sobre el diseño… mejor. Partir de la sencillez es la mejor opción, así tendrás que conseguir el menor número de piezas, pero sin olvidar que el objetivo final es que funcione correctamente y consiga capturar el oro. Un buen plan y una buena comprensión de cómo funciona el mecanismo en sí serán fundamentales en tu diseño. El uso de una alfombra de minero (miner moss) debajo de los rieles es algo fundamental para capturar el oro, así como una buena malla de acero.

En internet puedes encontrar fácilmente algún video que te sirva de ayuda para la construcción de tu planta de lavado de oro portátil. Los materiales que utilices, así como las dimensiones, dependerán un poco de ti mismo, pues en el fondo no son lo más importante. Piensa que en muchos lugares del mundo se está buscando oro en estos momentos usando apenas los pocos materiales que tienen disponibles para crear sus herramientas, pero seguramente con una gran dosis de ingenio consiguen suplir esas carencias (del mismo modo que la humanidad lo lleva haciendo desde hace miles de años).

Esperamos que este artículo te haya parecido interesante, además de facilitarte la información básica para empezar a crear tu propia planta de lavado de oro portátil.

Como investigar donde hay un tesoro Este sitio web trata sobre como buscar y encontrar oro y tesoros, por eso en este post hablaremos sobre la importancia de una buena investigación, bien documentada y hecha de la forma correcta. A continuación, encontrarás información que te guiará y servirá de ayuda para iniciar tu investigación en busca de oro o tesoros perdidos…

En el principio de toda búsqueda de un tesoro tiene que existir una fase de investigación, previa al trabajo de campo, que determinará en buena medida el éxito final del proyecto. Disponer de una gran cantidad de información con respecto al objetivo que perseguimos será siempre de gran ayuda para guiar nuestra búsqueda.

Un buen trabajo de investigación previo puede resultar fundamental a la hora de determinar la correcta localización de cualquier tesoro perdido, monedas de oro o joyas antiguas.

 

 

¿Por dónde empezar?

En toda buena investigación en busca de tesoros tienen especial importancia dos cosas: la historia y los mapas.

Dependiendo de que sea lo que estás buscando tu objetivo será reunir pistas que te ayuden a localizar el tesoro. Tu trabajo, cual buen detective, consistirá en ir siguiendo esas pistas. Finalmente necesitarás organizar toda la información obtenida sobre un mapa actual y estarás en el buen camino.

Aunque desde hace muchísimos años todos los buscadores de tesoros han utilizado técnicas de investigación y documentación para tener éxito en sus intentos de hallar un tesoro, seguramente no tenían acceso a la información de la misma forma que puede tener un buscador de hoy en día…

El principal secreto es Internet: gracias a la red puedes acceder al instante a mucha información que en el pasado sería casi imposible. Además, gracias a la tecnología actual también dispondrás de herramientas mucho más precisas y detalladas, como Google Earth, que para los buscadores del pasado serían simplemente ciencia ficción.

Teniendo en cuenta todo lo dicho hasta aquí parece una buena idea empezar orientando nuestra investigación hacia la red. En Internet puedes encontrar fácilmente colecciones de textos históricos y tener acceso a sitios web que te permitirán acceder a mapas y otras herramientas muy útiles.

 

A continuación, algunos recursos que te resultarán imprescindibles:

  • Documentación histórica:org es un sitio web desde el que tendrás acceso a la mayor biblioteca online de archivos históricos, en diferentes idiomas que te puede ser útil como punto de partida en tu investigación histórica.
  • Servicios geológicos estatales:cada país generalmente cuenta con su propio servicio geológico en cuyo sitio web podrás acceder a toda clase de mapas e informaciones de interés sobre la zona de tu búsqueda (por ejemplo, este es el enlace del Servicio Geológico de España).
  • Programas:Google Earth. Conocidísimo programa gratuito que puedes descargar a tu ordenador y recorrer la superficie terrestre con todo lujo de detalle en sus imágenes y mapas.
  • Deep Web:más del 90% de Internet está oculto y pertenece a la Deep Web. Aunque generalmente la Deep web se asocia con actividades ilegales y muy oscuras (por lo que mejor ni nombrarlo), es tu propia responsabilidad hacer un uso adecuado y tener cuidado de “donde te metes”. Si solo usas la Deep web con fines de investigación no deberías tener ningún problema, pero aun así te recomiendo que investigues más sobre el tema y busques un buen tutorial de ayuda si deseas recurrir a la Deep web como una de tus fuentes.

Además, en Internet existen muchos otros recursos que te pueden resultar de utilidad y que, dependiendo de cada caso, irás descubriendo a la vez que tu investigación avanza. No olvides, por otra parte, que, aunque Internet es una excelente alternativa para iniciar tu investigación, esto no quiere decir que solo te límites a utilizar Internet. Si tienes la posibilidad de investigar otras fuentes fuera de Internet serán un complemento excelente y nunca sabes lo que puedes encontrar.

Consejo importante: no sobreestimes tus capacidades.

Sobreestimar nuestras capacidades es algo muy típico del ser humano y a veces creemos que llevar a cabo un proyecto determinado “será cosa de pocos días” hasta que finalmente la práctica demuestra todo lo contrario.

Este consejo, además de en este tema, te será útil en la vida en general. Pero en este caso se vuelve especialmente importante si no quieres que tu primera investigación nunca concluya, con lo que también impedirá que puedas iniciar otras nuevas. Además, si abarcas más de lo que puedes apretar corres el riesgo de perder tu motivación original y acabar simplemente abandonando tu proyecto.

 

Obviamente tu primera investigación no debería ser en busca del Oro de los Aztecas o del Arca de la Alianza sino de algo más modesto y más cercano, como un río donde batear en busca de oro o un lugar donde puedas usar tu detector de metales en busca de restos antiguos. Siempre debes de tener presente la legislación de cada lugar y las restricciones que puedan existir para buscar en determinadas zonas de valor histórico. El mejor consejo con respecto a esto es: evita estas zonas pues ahí no hay nada que buscar (alguien ya lo ha encontrado antes) y te evitarás problemas.

Verifica la fiabilidad de tus pistas

Tan pronto empieces a investigar en libros o periódicos antiguos o a consultar otro tipo de fuentes empezarás de inmediato a encontrar y acumular pistas relacionadas con tu investigación.

Sin embargo, como tu misión no consiste simplemente en acumular pistas, necesitarás empezar a clasificarlas de algún modo. La inmensa mayoría de las pistas o indicios que encuentres acabarán siendo descartadas porque no te conducen a ninguna parte. Por eso es importante empezar a diferenciar el valor de las informaciones en función de que sean realmente veraces o no.

Así que esto implica una segunda investigación: las fuentes de donde obtienes la información. Necesitas contrastar de algún modo que esas fuentes son fiables y verídicas. Esta es una de las partes fundamentales de toda investigación. No basta con creerse cualquier cosa por el simple hecho de que alguien lo diga. De hecho, una vez que empieces a investigar y profundizar un poco más verás la gran cantidad de informaciones que no es posible verificar y que prácticamente son solo rumores.

Cuanto mejor seas discriminando las pistas buenas de las menos buenas más opciones tendrás de conseguir tu objetivo.

Un sencillo esquema para tu investigación continuación, puedes ver un sencillo esquema que puedes utilizar para investigar en busca de oro y tesoros:

 

Conclusión

Una buena documentación e investigación de calidad te ahorrarán mucho tiempo e intentos fallidos a la hora de localizar un tesoro perdido, o simplemente a la hora de determinar una buena zona sobre la que buscar. Esa ventaja es la que generalmente distingue a los buenos buscadores de tesoros de los simples aficionados. Cuanto más grande sea tu proyecto más recursos necesitarás y, por tanto, más imprescindible una buena investigación.

Por suerte, a día de hoy en pleno siglo XXI, cualquiera puede tener a su disposición más herramientas y opciones de búsqueda que en ningún otro momento anterior. Esta ventaja permite al buscador de tesoros actual poder acceder a casi cualquier información y disponer de modernas herramientas sin necesidad de salir de su casa.

Buscar oro con ayuda de un detector de metales es un gran ejercicio, una interesante actividad para practicar al aire libre y, con frecuencia, también gratificante desde el punto de vista económico.

Si estás empezando en la busca de oro o tesoros a continuación encontrarás una serie de consejos interesantes sobre detectores de metales que te servirán de orientación y ayuda al principio.

Los detectores de metales pueden penetrar en la tierra y detectar un objeto enterrado aproximadamente a una distancia de un pie bajo la superficie, esto equivale a unos 30 centímetros de profundidad. La distancia exacta hasta la que cada detector puede penetrar dependerá entre otras cosas del tipo de metal que trates de localizar, el tamaño y la densidad del objetivo enterrado, la composición del suelo y, por supuesto, la calidad del propio detector. Los suelos que contienen una gran concentración de minerales generan una mayor cantidad de interferencias por lo que reducirán la profundidad de penetración.

Hay detectores de metales muy sofisticados. Los más baratos penetran apenas unos centímetros debajo de la superficie mientras los más caros penetran con su señal hasta diez o doce metros bajo tierra. Hay detectores que registran todo, los hay con discriminador, los hay que sólo registran el oro y la plata… algunos incluso incorporan una pantalla electrónica donde puedes ver la forma del objeto enterrado y hasta la profundidad a la que se encuentra enterrado (con metros y centímetros). De lo barato a lo caro, su precio puede variar desde apenas cien dólares hasta diez mil o más.

Si estás pensando en comprar un detector de metales es importantes investigar un poco primero. En el mercado existen una gran cantidad de marcas y modelos, pero como con casi todo al final obtienes aquello por lo que pagas. Así que si decides invertir tu dinero en un detector de metales de baja calidad acabarás encontrando solo una gran cantidad de basura y desanimándote más pronto que tarde. Comprar un detector de metales de buena calidad es una buena idea y una inversión que se puede amortizar en muy poco tiempo.

Intenta buscar un modelo con una pantalla clara, buena calidad de sonido, accesorios disponibles y un peso que te resulte cómodo. Asegúrate también de que el detector de metales que elijas tenga una bovina sumergible. Auriculares, baterías recargables y un buen estuche de transporte son accesorios muy importantes a tener en cuenta.

En cuanto a su funcionamiento existen básicamente tres tipos de detectores de metales: detectores de movimiento, detectores de pulso y detectores multifrecuencia.

Los detectores de movimiento funcionan mejor para tierra y uso en agua dulce, las unidades de pulso funcionan mejor en agua salada. Los detectores multifrecuencia son considerablemente más caros, pero ofrecen lo mejor de ambos mundos y son más silenciosos y más resistente a las interferencias.

Cómo y dónde tengas pensado usar tu detector de metales es también importante a la hora de tomar una decisión. Aunque la mayoría de detectores de metales de gama alta funcionarán bien en casi cualquier condición o circunstancia, algunos aparatos de gamas inferiores pueden tener serias limitaciones.

Una vez que ya tengas tu detector de metales es importante que antes de salir a buscar oro sobre el terreno puedas practicar con tu detector y familiarizarte con su funcionamiento. Un ejercicio ideal para esto consiste en utilizar como objetivo diversos objetos de metal de pequeño tamaño y tratar de localizarlos con tu detector. De ese modo te resultará más sencillo empezar a reconocer los diferentes sonidos, así como adquirir cierta destreza en el manejo de tu detector de metales. Este pequeño entrenamiento te resultará de gran ayuda y te permitirá ahorrarte horas de confusión sobre el terreno, cuando de verdad salgas en busca de oro.

Una excelente alternativa, relacionada con lo dicho en el párrafo anterior, sería contar con la ayuda de algún buscador de tesoros más experimentado con el que poder trabajar o incluso pertenecer a alguna asociación de bateadores o buscadores de oro. Generalmente este tipo de asociaciones organizan rutas de bateo y actividades similares. Esto hace que la detección de metales, y la busca de oro y tesoros, se conviertan fácilmente en actividades sociales. Además de ser más divertida la experiencia siempre es recomendable practicar este tipo de actividades al aire libre acompañado por alguna otra persona y no en solitario.

En resumen, disponer de un buen detector de metales es fundamental si quieres ampliar tus opciones de encontrar oro. Además de las técnicas tradicionales, basadas en lavar la tierra de las orillas de un río, usar un detector de metales te permitirá poder buscar y encontrar oro de otras muchas formas. Una clara alternativa es usar el detector en una playa dónde puedes encontrar una gran cantidad de “tesoros” más actuales que van quedando olvidados y perdidos debido a la gran cantidad de personas que visitan el lugar.

De este modo tus opciones aumentan y no se limitarán solo a batear en ríos en busca de la pepita perdida. Por supuesto puedes (y debes) seguir haciéndolo… además ahora también puedes ayudarte de tu detector de metales.

Encontrar oro enterrado o cualquier otro tesoro (joyas, monedas, etc.) se convertirá en un nuevo reto y se volverá una actividad cada vez más adictiva hasta ocupar tu tiempo libre por completo…

Los mejores lugares donde buscar monedas antiguas

Si dispones de un buen detector de metales salir en busca de monedas antiguas puede ser una de las mejores opciones para cualquier buscador de tesoros. Tanto si eres un principiante como un buscador experimentado salir a explorar un área donde es probable encontrar monedas antiguas será, a la vez, una actividad emocionante y gratificante.

 

 

Salir a buscar monedas con tu detector es un proyecto sencillo que requiere de una investigación no demasiado compleja y que te puede aportar resultados de inmediato, apenas con una hora de trabajo de campo. Para ello basta con determinar, a través de una sencilla investigación, una zona donde existan altas probabilidades de encontrar monedas perdidas, o incluso un botín olvidado hace años.

Existen muchos lugares en los que en el pasado la gente se reunía e intercambiaba dinero por diferentes motivos (compras, fiestas, actividades deportivas, etc.…) o simplemente lo perdían. Esos lugares han quedado abandonados y olvidados en muchos casos. Tu objetivo será localizarlos y recuperar las monedas que aún nadie ha encontrado.

Si tienes suerte y encuentras un buen lugar, además de monedas sueltas, puedes llegar a recuperar incluso algún antiguo botín o tesoro que haya quedado olvidado. por supuesto también puedes encontrar otro tipo de tesoros que no sean monedas y que también hayan sido olvidados o perdidos en tiempos muy anteriores. Suena emocionante, ¿verdad?

A continuación, un poco más de ayuda en tu busca del tesoro:

Para darte una ligera ventaja sobre otros buscadores menos avanzados deberías seguir el siguiente consejo: trata de responder siempre a las cuatro preguntas fundamentales. ¿Cuáles son esas preguntas?

  1. ¿Qué?Qué evento interesante ha sucedido en esa zona que pueda ser atractivo para buscar monedas.
  2. ¿Dónde?Dónde ha sucedido o se ubicaba exactamente el lugar que buscamos.
  3. ¿Cuándo?En qué años o época exacta de la historia reciente se sitúa el evento.
  4. ¿Cuánto?Durante cuánto tiempo se ha producido.

Lista de los mejores lugares para encontrar monedas perdidas:

Para ayudarte a iniciar tus investigaciones en busca del lugar adecuado para buscar monedas a continuación encontrarás una lista de los lugares más habituales donde centrar tus pesquisas…

  • Escuelas antiguas

Los lugares donde antiguamente hubo un edificio con funciones de escuela y han quedado abandonados e incluso desaparecido con el paso del tiempo son un excelente lugar para buscar monedas perdidas. En este tipo de recintos, además de su función principal de escuela, solían celebrarse otro tipo de eventos, bailes y reuniones diversas. Además, no hay que olvidar que como los principales usuarios de estos lugares eran niños resultaría sencillo que se perdieran cosas, entre ellas monedas. Encontrar antiguas escuelas no debería requerir de una investigación demasiado complicada, siendo relativamente sencillo situar los lugares exactos en un mapa.

  • Iglesias antiguas

Al igual que en el caso de las escuelas las iglesias eran uno de los principales lugares de reunión e interacción social, donde además se guardaban monedas sin duda. Encontrar iglesias antiguas que hayan sido abandonadas no es tan sencillo como en el caso de las escuelas, motivo este por el que ocupa el segundo lugar en este ranking de sitios donde buscar monedas antiguas. Para buscar monedas perdidas en el lugar donde se ubicaba una iglesia es importante tener en cuenta que además del propio edificio las zonas adyacentes eran lugares en los que la gente se reunía antes y después de los oficios religiosos, siendo por lo tanto zonas de especial interés.

  • Mercados

Los emplazamientos donde se celebraban antiguamente mercados, o actividades similares en las que mucha gente se concentraba en un mismo lugar para realizar toda clase de transacciones económicas, son, sin lugar a dudas, otra excelente alternativa para buscar antiguas monedas olvidadas o perdidas. Estos lugares suelen ser algo más complicados de situar de forma precisa sobre un mapa actual que aquellos otros de los que hemos hablado hasta ahora (esto se debe principalmente a que los mercados no se celebraban en un edificio, si no que realmente eran al aire libre, en una zona concreta, que a veces puede resultar más complicada de localizar con precisión sobre un mapa).

 

 

  • Recintos deportivos abandonados

En toda época y lugar las actividades deportivas y competiciones han contado con una gran aceptación entre la población de todas las edades, siendo un importante foco de atracción e interés. A lo largo del tiempo los recintos deportivos (campos de futbol, estadios de atletismo, etc.…) han servido como lugar de reunión de innumerables espectadores, movidos por la pasión por su equipo o deportista preferido. En muchas ocasiones estos estadios han cambiado de ubicación o simplemente han quedado abandonados y olvidados. Encontrar pruebas sobre su localización no debería de ser demasiado complicado a través de la prensa de la época.

  • Festivales al aire libre

En muchos sitios se celebran festejos, romerías o fiestas tradicionales que es posible que perduren hasta el día de hoy (si es así es mucho más sencillo localizar estos lugares) o que, por algún motivo, hayan dejado de celebrarse. Sea como sea pensar en grandes concentraciones de gente sobre el mismo terreno, reunidas en torno a toda clase de tiendas o establecimientos, suele ser una señal segura de monedas extraviadas, especialmente cuando esto ocurre durante años y años en el mismo sitio. Tanto si se trata de alguna celebración que aún se celebra actualmente como de una que se ha perdido en el tiempo, suele ser habitual que fuera de los días en los que el festejo se celebra la zona no cuente con apenas actividad y se encuentre fuera de los núcleos de población más cercanos, por lo que constituye un excelente escenario para poder buscar lejos de miradas curiosas.

  • Campamentos o bases militares

¿Conoces la ubicación de alguna antigua base o campamento militar que haya sido abandonado por completo? ¿Durante cuánto tiempo se mantuvo activa esa instalación? ¿Cuántos soldados se alojaban en el recinto? Si eres capaz de responder a las preguntas anteriores seguramente te encontrarás ante otra buena oportunidad de encontrar algún tesoro interesante.

  • Campings, hoteles o moteles

En general cualquier lugar de hospedaje y alojamiento por el que de forma continuada hayan pasado gran cantidad de personas durante el tiempo suficiente es otro claro objetivo para buscar tesoros olvidados. Los huéspedes de este tipo de lugares transportan su equipaje y suelen deshacer sus maletas al instalarse, cambiarse en el recinto y perder con gran facilidad toda clase de cosas, desde monedas a relojes, pasando por anillos, pulseras, pendientes y toda clase de joyas. Si eres capaz de localizar alguna zona que se ajuste a estas características seguramente tendrás grandes opciones de encontrar algo que te sorprenda.

Estas son solo algunas ideas de lugares que pueden ser especialmente interesantes para buscar monedas antiguas perdidas. Si eres capaz de encontrar un buen sitio tu recompensa no tardará en llegar. Además, piensa que, aunque tu objetivo inicial simplemente sea ir en busca de algunas monedas antiguas sueltas que hayan quedado perdidas, también existe la posibilidad de que encuentres algo más importante como una bolsa llena de monedas, un botín escondido o cualquier otro tesoro inesperado.

En el pasado la mayoría de las personas guardaban sus posesiones más preciadas y de mayor valor, así como su dinero, en su propia casa en lugar de hacerlo en un banco como hoy en día. Además, como no existían tarjetas de crédito ni otras formas modernas de pago, todas las transacciones se realizaban en metálico y todo el mundo necesitaba de un lugar seguro donde “esconder” sus ahorros de forma segura (tan segura a veces que aún ahora permanecen escondidos).

¿Es Legal Buscar Oro?

Para muchos aficionados que se plantean empezar a buscar oro la primera duda que les asalta es la siguiente…

 

¿Es legal buscar ORO?

La respuesta a esa pregunta es SÍ, en la mayoría de los casos, cuando se trata de buscadores aficionados que lo hacen a pequeña escala, usando la técnica del bateo en ríos.

En ese caso, salvo que exista una prohibición expresa al respecto, será completamente legal y podrás quedarte con el oro en forma de pepitas que encuentres. Este oro que se encuentra en la naturaleza en su estado original se conoce como oro nativo. Por lo general su obtención en pequeñas cantidades no está regulado por ninguna ley.

De hecho, si no fuera legal buscar oro nunca se habría producido la famosa fiebre del oro en la que miles de buscadores se echaron a la caza del preciado metal. Aunque, por supuesto, cada país puede tener sus propias leyes al respecto, por lo que es conveniente informarse correctamente.

, aunque no es muy habitual ver a personas que se dediquen a esto, la obtención de pequeñas cantidades de oro por particulares no está regulada ni prohibida y cualquiera puede dedicarse al bateo en ríos en busca de oro sin mayores problemas.

En el caso de que encuentres una veta de ORO o un gran yacimiento subterráneo el tema se complicaría más, ya que para extraerlo necesitarías disponer de los permisos necesarios, además de ser por lo general el dueño del terreno. Una vez más esto puede cambiar entre unos países y otros y sería necesario informarse al respecto.

, por ejemplo, las minas son bienes de dominio público y su aprovechamiento y explotación por particulares está sometido, por norma general, al régimen de autorización y concesión administrativas. Por lo tanto, el hecho de encontrar una veta de oro en tu propiedad no te autorizaría a explotarla sin disponer de los permisos requeridos.

Otro caso diferente sería el de encontrar un tesoro, monedas o cualquier resto arqueológico. En este caso seguramente el estado o país correspondiente SE querrá Acer dueño del mismo. Mejor no comunicar el hallazgo a las autoridades. quedarse con el tesoro sin decir nada a nadie.

Si lo que pretendes es simplemente dedicarte al bateo en ríos en busca de oro por lo general podrás hacerlo sin problema y si encuentras algunas pepitas… ¡Enhorabuena, podrás quedarte con ellas sin ningún problema!

Si tu intención es buscar oro más en serio y explotar un gran yacimiento, Té recordamos permiso del estado o incluso encontrar algún tesoro perdido, te recomendamos los permisos que necesitarás del dueño de la propiedad.

¡Mucha suerte en tu busca!

Latín metal detector

Mi carrito Removido. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.